Puré de camote, ciruela, manzana y mora azul

IMG_1155

Si bien el camote y mora azul son considerados como súper alimentos para tu bebé, la manzana y la ciruela lo complementan con nutrientes y sabor.

Este es un puré muy sencillo. En casa casi siempre tengo puré de manzana natural y camote previamente horneado o al vapor. Simplemente los agrego a la licuadora con dos ciruelas (sin hueso) y un puño de moras.

Si no tienes puré de manzana o camote cocido, en una olla agrega un poco de agua y una cesta vaporera plegable. Agrega cuatro manzanas medianas y un camote, ambos sin cáscara y partidos en cubos. Cubre por 15-20 minutos o hasta que el camote este suave y lo puedas picar fácilmente con un tenedor.

Tu pequeño querrá más de un GlupGlup de este “sabor”!

Puré de aguacate y plátano

IMG_1158

Creo que no existe papilla más sencilla y rápida que ésta. Sólo necesitas dos ingredientes, pero ambos están cargados de nutrientes esenciales para tu bebé.

Ten en cuenta que estas dos frutas se oxidan rápidamente, así que te recomiendo hacer sólo lo necesario para una comida.

Necesitas:

½ plátano

¼ de aguacate mediano

Machaca ya sea con un tenedor o con licuadora de inmersión y listo!

IMG_1161

Puré de manzana, mora azul y avena

 

Esta es una receta sencilla y práctica para servir a tu bebé en el desayuno.

La mora azul contiene un poderoso compuesto antioxidante llamado antocianina. Este compuesto y otros antioxidantes similares combaten los radicales libres y previenen el estrés oxidativo en tu cerebro. Estos antioxidantes y flavonoides benefician a los ojos de tu bebé, su cerebro e incluso vías urinarias.

La avena es un cereal muy completo pues tiene un contenido en grasas saludables muy alto y además es rica en proteínas. Y aunque no contenga todos los aminoácidos esenciales, si los consigue en combinación con lácteos o legumbres, mejorando su aprovechamiento biológico. Tiene vitaminas B1 y E, además de hierro, calcio, zinc, potasio, fósforo, magnesio y manganeso.

Para hacer este sencillo puré necesitas:

IMG_0005

3 manzanas sin cáscara y cortadas en cubos

1/4 taza de moras

1/4 taza de copos de avena

1 varita de canela

Forma de preparación:

En una olla poner a hervir 3 tazas de agua con las manzanas y la canela. Una vez que esten suaves retirar del fuego y reserva 1/2 taza de agua. Con el agua de cocción de las manzanas, cocina la avena de acuerdo a las instrucciones del empaque (puede ser de 1 a 5 minutos). Retira del fuego, agrega las moras y manzanas previamente cocidas. Licúa hasta conseguir la constistencia deseada.

Vierte el puré en tu Glup Glup y listo! 

10 Superfoods para tu bebé

Los súper alimentos o superfoods son alimentos de origen 100% natural (frutas, verduras, semillas, raíces o hierbas) que tienen gran cantidad de propiedades nutricionales y que son excelentes para nuestra salud, proporcionando en dosis muy pequeñas gran cantidad de nutrientes, antioxidantes, vitaminas y minerales.

Aunque para los adultos se consideran como superfood ciertos alimentos como las semillas de chía, linaza, maca, goji berries, polen, alga espirulina entre otros, hay alimentos no tan “sofisticados” que se consideran “superfood” para nuestros pequeños.

Debido a que sus estómagos son aún muy chicos, los bebés no comen en gran cantidad y es por eso que es importante asegurarse de que los alimentos que consuman contengan una gran cantidad de nutrientes.

Aprende cómo se puede aprovechar al máximo la hora de la comida con tu pequeño con esta guía rápida de súper alimentos apropiados para la edad de tu bebé.

Brócoli

El brócoli es miembro de la familia de la col y está estrechamente relacionado con la coliflor y los coles de Bruselas. Esta verdura crucífera contiene fibra, ácido fólico y calcio e incluso tiene propiedades que podrían ayudar a prevenir el cáncer. Por su intenso sabor, el brócoli puede fomentar en tu bebé un amor de por vida por los vegetales verdes.

FullSizeRender

Camote o papa dulce

El camote es una excelente fuente de potasio, vitamina C, fibra y betacaroteno, un importante antioxidante. La mayoría de los bebés lo prefieren en vez de otros vegetales por su natural sabor dulce. Ya sea hervido, horneado o cocinado al vapor el camote es una excelente opción para introducir a la dieta de tu bebé, haciendo más fácil la transición de leche materna o fórmula a los alimentos sólidos.

FullSizeRender_1

 

Vegetales de hoja verde oscuro

Son una rica fuente de betacaroteno, elemento químico esencial para la formación de la vitamina A en el organismo. Esta vitamina es indispensable para la salud y mantenimiento del sistema óseo y la reparación de las células de las mucosas, además de reforzar el sistema inmunológico. Estos vegetales son fuente extraordinaria de antioxidantes, los cuales previenen el deterioro y envejecimiento celular e incluso la aparición de cáncer. Son excelentes elementos para evitar el daño corporal causado por la contaminación y los radicales libres. También poseen grandes cantidades de vitamina C, calcio, fibra y clorofila, el cual es un elemento formidable para ayudar a activar el mecanismo celular, desintoxica el organismo, aumenta la resistencia y capacidad regenerativa de las células, depura la sangre de toxinas y ayuda al cuerpo a estimular su capacidad natural auto curativa.

Algunos ejemplos de vegetales de hoja verde oscuro se encuentran la col rizada (kale), acelgas, espinacas, hojas de betabel entre otras.

FullSizeRender_2

Mora azul

La mora azul contiene un poderoso compuesto antioxidante y antiinflamatorio llamado antocianina. Este compuesto y otros antioxidantes similares combaten los radicales libres y previenen el estrés oxidativo en tu cerebro.

Estos antioxidantes y flavonoides benefician a los ojos de tu bebé, su cerebro e incluso vías urinarias. Una manera fácil de introducirlas a su dieta es hacerlas puré y mezclarlas con yogurt natural sin azúcar.

FullSizeRender_3

Plátano

El plátano es una fruta muy completa que proporcionan energía sustentable, así como fibra, que ayuda a tener un tracto digestivo saludable. Es un alimento práctico y portátil para tu bebé ya que viene en su propio empaque y es fácil de pelar. Al momento de servir a tu bebé, asegúrate de que estén maduros para que sean suaves y fáciles de masticar.

FullSizeRender_4

Yogurt

El yogurt natural sin azúcar le proporciona a tu bebé calcio, proteínas  y fósforo, elementos importantes para huesos y dientes fuertes y sanos. El yogurt también contiene probióticos, un tipo de bacteria buena que ayuda a la digestión y fortalece el sistema inmunológico . Los bebés necesitan grasa en sus dietas , así que elige el yogurt de leche entera sobre los bajos en grasa o desnatados. También evita los que contengan saborizantes artificiales o fruta ya que son altos en azúcar refinada. Si deseas añadir sabor y un toque dulce, se puede agregar un poco de puré natural de durazno, plátano, ciruela pasa, dátiles o moras mixtas.

FullSizeRender_5

Legumbres

Los frijoles, lentejas, garbanzos, alubias, entre otras, además de proteínas, estas legumbres aportan hidratos de carbono, fibra, vitaminas del grupo B y tienen un alto contenido de minerales como el magnesio, fósforo, potasio, hierro y calcio.

A diferencia de las legumbres más grandes, las lentejas cocinadas a fuego lento hacen un puré perfecto para las pequeñas y desdentadas mordeduras de tu bebé.

FullSizeRender_6

Huevo

El huevo está lleno de propiedades benéficas para tu bebé. Las claras de huevo son principalmente proteínas mientras que las yemas proporcionan zinc y vitaminas A , D , E y B12 . La yema también tiene colina (choline) que está demostrado es crucial para la salud y el desarrollo del cerebro. Tradicionalmente los pediatras han aconsejado a los padres que no sirvan huevos – en especial las claras  – hasta después del primer año debido a la posibilidad de reacciones alérgicas . Pero ese consejo está cambiando y algunos expertos creen que sólo en las familias que tienen un historial de alergias debería retrasarse su introducción. Dado que los huevos son una excelente fuente de proteínas y otros nutrientes, habla con tu pediatra una vez que tu bebé empiece a comer alimentos sólidos.

FullSizeRender_7

Aguacate

El aguacate a veces es considerado como un vegetal  aunque en realidad es una fruta y contiene más nutrientes que cualquier otra. Los aguacates tienen el mayor contenido de proteína que cualquier fruta y son ricos en grasa monoinsaturada , el tipo de grasas buenas que ayudan a prevenir enfermedades del corazón . Su alto contenido calórico los convierte en un excelente alimento para los niños en crecimiento .

FullSizeRender_8

Salmón

Además de ser un alimento rico en proteínas, el salmón también proporciona ácidos grasos Omega – 3 que son esenciales para el desarrollo de la vista y el cerebro de tu bebé.

FullSizeRender_9

Espero que esta guía te sea de ayuda a la hora de introducir a tu bebé a estos ricos y nutritivos súper alimentos.