Smoothie de plátano, yogurt griego, moras y amaranto.

smoothie-fresa-yogurt

Una de las razones por las cuales decidí crear Glup Glup fue para poder ofrecer opciones saludables a mi hijo mayor, que como su mamá, ama los dulces, chocolates, galletitas, etc.

Cada vez que me acompañaba al súper era una tortura para ambos, en cada pasillo me pedía algo, unas papas, unas galletas, unas gomitas, unos chocolates, unos malvaviscos, bueno, la lista sería interminable. ¿Que mamá no se identifica con esta historia?

En aquella época todavía no había nacido el pequeño de mis hijos, por lo cual no había razón por la cual pasáramos muy seguido por el pasillo de bebés, pero un buen día pasando por ahí, me encontré con bolsitas de comida orgánica para bebés, las cuales se me hicieron súper practicas, ya que no necesitas cuchara a diferencia del clásico bote de vidrio, además de ricas y lo más importante saludables.

Entonces cada vez que íbamos al súper y empezaba la batalla del “Mamá, me compras…” y el “NO” corría al pasillo de las bolsitas, tomaba una y se la iba comiendo mientras yo hacía el súper en santa paz.

Un día en casa se me ocurrió cortar una bolsita y rellenarla con ingredientes frescos que tenía en casa, pegarla con tape (a quien se le ocurre) y mandársela de lunch. No les quiero contar como quedó la lunchera.

Así que me di a la tarea de buscar bolsitas rellenables y reusables para poder ponerle un smoothie de lunch, puré de manzana, etc.

¡Y el resultado fué Glup Glup!

Este rico smoothie que les comparto hoy es perfecto para niños pequeños o en edad escolar.

Ingredientes:

1 taza de yogurt griego (sin azúcar)
1 taza de moras mixtas
1 plátano
¼ taza de amaranto inflado

Modo de preparación:

Licúa todos los ingredientes, vierte en bolsitas Glup Glup y listo!

El amaranto le da una consistencia mas espesa, además de que tiene un gran contenido en minerales y vitaminas A, B, C, B1, B2, B3. Es fuente de ácido fólico y proporciona niacina, calcio, hierro y fósforo.

De preferencia trata de conseguir yogurt griego sin azúcar, no bajo en grasa ya que los niños pequeños necesitan grasas “buenas” en sus dietas.